sábado 10/4/21
El proyecto Esperanza presenta su memoria anual

Adoratrices detecta un aumento de víctimas de trata españolas durante la pandemia

El proyecto Esperanza de la Congregación de Religiosas Adoratrices atendió a 248 víctimas de trata en 2020, en medio de la pandemia de la Covid-19, y ha detectado seis mujeres españolas víctimas, el doble que el año anterior, y casi el doble de casos de trata interna, que han pasado de 10 en 2019 a 19 en 2020, según la memoria anual de la entidad.
 

chains-19176_1920

El Proyecto Esperanza-Adoratrices ha presentado su memoria anual correspondiente al curso 2020, año marcado por la pandemia de la Covid-19. De hecho, Ana Almarza, directora del proyecto, ha explicado en un comunicado que es importante destacar el “aumento de víctimas de trata españolas que hemos atendido, cuyo número se ha duplicado, pasando de 3 casos de 2019 a 6 casos en 2020, representan el 43% del total de mujeres europeas detectadas por la organización”.

Asimismo, Almarza ha señalado que se ha producido, además, “un incremento de los casos de trata interna con respecto al año anterior”. Es decir, las mujeres captadas y trasladadas de forma forzosa y para cualquier fin (explotación sexual, laboral, criminalidad y matrimonios forzados). Así, “mientras en 2019 atendimos 10 casos, en 2020 el número de casos de trata interna casi se ha duplicado llegando a 19 casos“.

Efecto de la pandemia

Por otro lado, continúa la religiosa, “también hemos detectado un aumento de los casos que hemos atendido en los que España es país de origen y/o captación para trasladar a mujeres a otros países con el fin de someterlas a explotación el extranjero”. De hecho, de 3 casos detectados por la organización en 2019 se ha aumentado a 8 en 2020.

“La crisis sanitaria ha marcado el año”, apunta Almarza, asegurando que “la novedad de la situación exigió flexibilidad y compromiso por parte de todo el proyecto”. Además, subraya que en Proyecto Esperanza son “conscientes de que la situación de crisis continúa”, por lo que siguen “generando estrategias y herramientas para atender las situaciones que están emergiendo en este nuevo contexto”.

Por último, si bien “no podemos afirmar todavía, por los datos con los que contamos, que la crisis provocada por la pandemia haya sido la causa directa del aumento de casos de trata con origen en España“, Almarza reconoce que “lo que sí podemos afirmar es que desde que se decretó el Estado de Alarma, en el mes de marzo, se han detectado más casos”.


En medio de la pandemia que "ha marcado el año", Almarza ha defendido el trabajo que han realizado con "flexibilidad y compromiso por parte de todo el proyecto". "Fuimos tomando conciencia a medida que el periodo de confinamiento se alargaba. Junto a la adaptación a la situación y la falta de medios inicial, fuimos siendo conscientes de la emergencia social subyacente. El equipo ha sido capaz de sostener toda la intervención", ha subrayado Almarza.


Además, ha precisado que son conscientes de que la situación de crisis continúa y, por ello, seguirán generando estrategias y herramientas para atender las situaciones que están emergiendo en este nuevo contexto.    De la memoria también se desprende que el 58% de mujeres víctimas de trata atendidas en 2020 tenía entre 18 y 30 años, y en cuanto al país de origen, en su mayoría eran de Nigeria (49), Colombia (41), Venezuela (16) y Paraguay (15), aunque también de Guinea Ecuatorial, República Dominicana o Perú, entre otros.
 

El proyecto Esperanza ofrece un apoyo especializado e integral desde una propuesta que promueve el empoderamiento de las mujeres.

Adoratrices detecta un aumento de víctimas de trata españolas durante la pandemia
Comentarios