viernes 25/9/20
EL TRABAJO ENCOMIABLE DEL TERCER SECTOR

Cruz Blanca agradece el apoyo al centro intermedio Covid-19 de Gea de Albarracín

El presidente de Lares, Juan Vela, segundo por la izquierda, y su equipo celebran una nueva alta en el centro intermedio Covid-19 de Gea de Albarracín
El presidente de Lares, Juan Vela, segundo por la izquierda, y su equipo celebran una nueva alta en el centro intermedio Covid-19 de Gea de Albarracín

Muchas persona, fundaciones y empresas han aportado su inestimable e indispensable granito de arena en los trabajos contra la pandemia de coronavirus. Cruz Blanca, entidad sin ánimo de lucro que lleva más de cuaro décadas atendiendo a las personas más desfavorecidas, también ha dado un paso al frente. Y en este caso, los más vulnerables han sido, y siguen siendo, las personas mayores.

Cruz Blanca gestiona el centro intermedio, o centro covid, que se ha abierto en Gea de Albarracín, en la provincia de Teruel. En este edificio, en la misma línea que la Residencia La Abubilla de Yéqueda, el la provincia altoaragonesa, atiende y hace el seguimiento de las personas que están contagiadas pero que no necesitan de ingreso hospitalario.

Desde su apertura a las pocas semanas de que la pandemia llegara a Aragón, el centro gestionado por Cruz Blanca y perteneciente a Lares Federación, ha atendido a más de medio centenar de personas de las tres provincias que se han infectado de coronavirus. Al frente del centro de Gea de Albarracín está el oscense Juan Vela, presidente de Lares.

Según destaca la entidad sin ánimo de lucro, es emocionante poder colaborar en la recuperación de las personas contagiadas. Cruz Blanca aprovecha para felicitar, tanto a los residentes que han vencido la enfermedad como a sus familiares y a los profesionales que trabajan en este centro intermedio. Hace extensibles los agradecimientos a las adminisraciones públicas, las empresas, las fundaciones y también a los voluntarios por su apoyo y cariño, que todavía hoy, cuando lo peor parece superado sigue siendo necesario.

Cruz Blanca guarda algunos momentos muy emotivos ,como las despedidas de los residentes recuperados, algunos con lágrimas en las mejillas.