sábado 12/6/21

España ratifica la Carta Social Europea revisada contra la pobreza y la exclusión

homeless-man-5520021_1920
homeless-man-5520021_1920

España ha ratificado este pasado 17 de mayo la Carta Social Europea revisada de 1996, que incluye derechos a la protección contra la exclusión social, el acoso sexual en el trabajo, así como a la vivienda, la igualdad de oportunidades y de trato para los trabajadores con responsabilidades familiares.

El representante de España ante el Consejo de Europa, el embajador Manuel Montobbio, depositó el instrumento de ratificación ante el secretario general adjunto del Consejo de Europa, Bjorn Berge, en la sede del Palacio de Europa, en Estrasburgo.

España se convierte así en el trigésimo sexto país del Consejo de Europa en ser Estado parte de la Carta Social Europea revisada, que aún no es vinculante en Reino Unido, Polonia, Dinamarca, Croacia, Luxemburgo, Suiza o Islandia. Además, es el tercero, tras Francia y Portugal, en aceptar todas las disposiciones del tratado.

Hasta ahora, la Carta Social Europea vinculante para España era la de 1961. Más de tres décadas después,  el Consejo de Europa decidió adaptar la Carta a los cambios sociales y sus nuevos derechos.

La Carta Social revisada reconoce el derecho a un salario equitativo para ambos sexos si se realiza el mismo trabajo, la protección de la maternidad de las trabajadoras, la protección en caso de despido, a la salud y la seguridad social.

Además, prohíbe el trabajo de los niños en edad escolar, protege los derechos de las familias, de las personas discapacitadas, de los trabajadores inmigrantes y sus familias, y de los sindicatos.

Montobbio declaró al respecto que con esta ratificación “España se sitúa en el máximo de estándares sociales del Consejo de Europa y a la vanguardia de la protección de estos derechos”.

Recordó, además, que el acto de hoy materializa el fin del proceso que anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su visita a la sede del Consejo de Europa, el 7 de febrero de 2019, sobre la intención del Ejecutivo de ratificar ese tratado de carácter social.

La ratificación de la Carta Social incluye un mecanismo por el que también se acepta el sistema de reclamaciones colectivas para mejorar el respeto a los derechos socioeconómicos recogidos en la Carta.

Así, organizaciones no gubernamentales y sindicatos podrán formalizar quejas por posibles incumplimientos de la Carta Social Europea ante el Comité Europeo de Derechos Sociales.

 

España ratifica la Carta Social Europea revisada contra la pobreza y la exclusión
Comentarios