sábado 12/6/21
Ha compartido en un seminario experiencias similares con otras entidades internacionales

La Fundación de Solidaridad Amaranta considera la participación ciudadana clave en lucha contra la trata

La acción formativa ha permitido analizar, a través de personas y entidades con experiencia en la lucha contra la trata de personas, como la capacitación y la colaboración de la sociedad ha sido fundamental para reducir su incidencia en países como Bolivia o Colombia

 

Seminario participación ciudadana herramienta clave contra la trata

La Fundación de Solidaridad Amaranta ha analizado este jueves cómo la participación ciudadana es una herramienta clave en la lucha contra la trata de seres humanos. Ha sido a través de un seminario en el que se han compartido experiencias comunes en la lucha contra la trata de personas en zonas fronterizas en distintas partes del mundo. En todas ellas, se ha coincidido en destacar como la capacitación de la población ha contribuido a prevenir y paliar este tipo de violencia a la vez que ha conseguido mejorar la vida de las personas que son o pueden ser objeto de la misma.

La acción formativa, desarrollada a través del aula virtual de la Fundación y que ha contado con la asistencia de 116 personas, surge en el marco de la campaña Movilízate contra la trata que la propia entidad está llevando a cabo a través de su delegación en Algeciras con la finalidad de sensibilizar a la ciudadanía del Campo de Gibraltar sobre una forma de violencia que afecta fundamentalmente a mujeres y adolescentes, en una zona, en la frontera sur de Europa, en donde  tiene lugar cada año un gran tránsito de personas. La Fundación ha elaborado material divulgativo que ha difundido entre la ciudanía y ha sumado a esta iniciativa a colectivos directamente implicados en el tránsito como son los trabajadores del puerto de Algeciras. “Queremos sensibilizar a toda la ciudadanía, logrando espacios libres de trata y llenos de dignidad” explicó la responsable de la Fundación en Algeciras, Ilargi Mayor, quien, junto a Susana Pérez, técnica en intervención de la entidad, expusieron las acciones llevadas a cabo en el marco de esta iniciativa financiada por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID).

Precisamente “involucración a la ciudadanía” fue uno de los elementos destacados por parte de una de las ponentes, la investigadora CREA de la Universidad de Nebrija, Guiomar Merodio.  “Conseguir la implicación de la sociedad es una de las claves del éxito en la lucha contra este tipo violencia y también para mejorar la vida de las personas que la sufren”, señaló Guiomar Merodio, quien presentó los resultados de las investigaciones que ha llevado a cabo sobre la participación de la sociedad civil para la prevención y la superación de la trata.

En la misma línea, Patricia Ramírez, de Adoratrices en Bolivia, habló de las actuaciones realizadas en Cochabamba por parte de la congregación. Ramírez indicó que al inicio de su presencia en la zona habían detectado un gran incremento del número adolescentes víctimas de trata y como la capacitación de la población había contribuido a paliar esta situación, reduciendo y previniendo este tipo de situaciones.

También participó en este encuentro la red Defensores de Vida, organización comprometida con la visibilización del fenómeno de la trata de personas en Colombia. La técnica de intervención de la entidad, Gisell Rivera, expuso las acciones que llevan a cabo desde la red, a partir de creación de rutas de apoyo a nivel pedagógico, que garanticen escenarios de articulación efectivos en los diferentes espacios educativos. 

Por último, Gentiana Susaj, responsable de ESD (Empowerment Self-Defence) Global Europe, ha expuesto las características de este proyecto, en el que la “autodefensa es un arma para el empoderamiento de las mujeres”, “que contribuye a prevenir y ayuda en situaciones de conflicto, a la vez mejora la autoconfianza a la hora de enfrentarse a situaciones conflictivas por parte de las personas que sufren o han sufrido cualquier tipo de violencia”. 

Desde Fundación de Solidaridad Amaranta recuerdan que una ciudadanía bien informada sobre los problemas de la comunidad “podrá participar activamente en el logro del bienestar presente y futuro, ya sea colaborando con acciones simples hasta involucrarse en favor de la solución de problemas, ya que una sociedad responsable, solidaria y tolerante, que no que mire para otro lado, es una sociedad justa en todos los sentidos, que se convierte en una comunidad protectora”.

 

Comentarios