sábado. 24.09.2022
MISIONES EN LA AMAZONÍA

Los salesianos abren dos nuevos centros para jóvenes indígenas en Perú

Indígenas-América-Latina
Los misioneros salesianos están presentes en nueve países de América Latina y allí trabajan con 63 etnias distintas

Las Misiones Salesianas han abierto dos nuevos internados para los jóvenes indígenas en Kuyuntsa, Perú, para dar acceso a una educación de calidad. Estos chicos y chicas achuar podrán formarse, tendrán agua potable y un espacio adecuado en el que poder estudiar. Estos nuevos centros salesianos son un ejemplo del trabajo de los misioneros salesianos en comunidades indígenas.

La Amazonía es una de las prioridades para los misioneros salesianos y la formación de los jóvenes de estas comunidades una de las tareas primordiales. Así, los nuevos internados para chicos y chicas achuar abiertos en Kuyuntsa suponen un ejemplo de este trabajo, justo en el momento en que la Iglesia reflexiona sobre la Amazonía en el Sínodo PanAmazónico. Los jóvenes migran a las ciudades donde creen  que encontrarán mejores oportunidades y, para ello, es fundamental darles una formación adecuada.

Los misioneros salesianos están presentes en nueve países de América Latina y allí trabajan con 63 etnias distintas. Por ello, participaron en el último trimestre del año pasado en el Sínodo con 17 salesianos, que aportaron la experiencia y a la vez dieron a conocer las dificultades del día a día para la reflexión y tratar de superarlas de manera conjunta y unida.

Entre las reflexiones finales del Sínodo hubo algunas que les interpelan como misioneros salesianos. La primera, la preocupación por los jóvenes. “Hay que tener en cuenta que el 92% de los jóvenes indígenas vive en grandes ciudades, a pesar de que cuando hablamos del Amazonas pensamos en áreas rurales y Naturaleza exuberante”, explica Martín Lasarte, misionero salesiano participante en el Sínodo.

La necesidad de cuidar el medio ambiente y apoyar la ecología integral y el liderazgo del papel de la mujer estuvieron también presentes y en ambos aspectos los misioneros salesianos trabajan con las comunidades indígenas del Amazonas. En el caso de la mujer, ofreciéndoles formación para poner en marcha microempresas que las ayuden a mejorar la economía familiar.

También el cuidado del medio ambiente está presente, de manera transversal, en el trabajo de las Misiones Salesianas con los pueblos indígenas, con proyectos de agricultura sostenible o de repoblación y mantenimiento del hábitat.

El punto de partida de el trabajo de las Misiones Salesianas en las comunidades amazónicas fue en Ecuador con los shuar.