jueves 26/11/20
ACCIÓN SOCIAL

Las mujeres, al timón del Tercer Sector

Manos Unidas es una ONG de la Iglesia católica que lleva luchando contra el hambre en todo el planeta desde 1959
Manos Unidas es una ONG de la Iglesia católica que lleva luchando contra el hambre en todo el planeta desde 1959
 Las mujeres han tomado las riendas del Tercer Sector, el tejido social que forman en España más de 30.000 entidades sin ánimo de lucro en las que "trabajan equipos de personas para las personas" dirigidos mayoritariamente por ellas: lo hacen en el 54,1 % de los equipos directivos o de gestión.

Según la última radiografía presentada esta semana de las entidades "El Tercer Sector de Acción Social en España 2019", también seis de cada diez miembros de los órganos de gobierno de estas asociaciones -donde se coordinan las acciones- son mujeres -el 59,6 %, ocho puntos más que hace cinco años-.

"Es buena noticia que hayan aumentado estos porcentajes, tanto en la dirección como en el gobierno de las entidades, porque se acerca a la realidad de nuestras organizaciones en las que somos mayoría las mujeres, como psicólogas, trabajadoras sociales o voluntarias", explica Asunción Montero, presidenta de la Plataforma de ONG de Acción Social.

En el Tercer Sector de Acción Social están las más de 30.000 entidades sociales, privadas, de carácter voluntario y sin ánimo de lucro surgidas de iniciativas ciudadanas -la mayoría de ellas- que trabajan para ayudar, educar, cuidar y garantizar los derechos sociales de las personas vulnerables.

Si se compara ese liderazgo de las mujeres en los órganos de dirección del Tercer Sector con los datos generales de población ocupada en España (EPA 2018) se aprecia la gran distancia que han marcado las mujeres de estas entidades, que están tocando ese 55 %, mientras que las mujeres "personal directivo y gerencia" del mercado laboral llegan al 32,1 %.

Pero detrás de ese liderazgo no hay aspiraciones económicas, ya que la gran mayoría de las personas de los órganos de gobierno de las entidades no perciben ningún tipo de remuneración por su trabajo, solo la percibe el 5,7 %, un porcentaje que se ha reducido, en gran parte, por los ajustes económicos que han tenido que hacer las entidades durante la crisis para poder seguir prestando sus servicios.

Las entidades del Tercer Sector dan empleo a 527.249 personas, un 18,3 % menos que las que había en 2013, cuando se contabilizaron 644.961 trabajadores asalariados; dos de cada tres son mujeres (el 67,5 % de los asalariados).

El trabajo de las mujeres está concentrado en sectores como el sanitario y los servicios sociales. "Está feminizado, pero de forma precaria en muchos casos", opina Concha Díaz, presidenta de la Fundación Cermi (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad)-Mujeres.

"Las mujeres hemos ganado en representación, pero tenemos menor remuneración; no solo consiste en estar, sino en estar en igualdad con los hombres, con remuneraciones adecuadas, estabilidad laboral y trabajo digno", añade Díaz.

Algo más de la mitad de las personas que trabajan con contrato laboral en la entidades de acción social (el 53,5 %) lo hacen con jornadas parciales.

Esta radiografía del sector también muestra que las personas que trabajan con contrato laboral se caracterizan por tener un nivel de estadios alto: siete de cada diez tiene estudios universitarios mientras que en el conjunto de España es del 43,2 %.

Desde el sector del voluntariado, la directora de la Plataforma del Voluntariado, Mar Amate, también confirma que las actividades del voluntariado están feminizadas.

Su perfil mayoritario tiene rostro de mujer, de entre 34 y 45 años, con hijos a su cargo y estudios superiores.

"Las mujeres realizan esta labor solidaria sobre todo en los ámbitos social y sanitario, mientras que los hombres se centran más en acciones vinculadas al deporte, protección civil y cultura", señala Amate.

El Tercer Sector de Acción Social se encuentra en una etapa de crecimiento y de rejuvenecimiento, ya que en los últimos veinte años se han creado más de la mitad de las entidades: el 56,5 % son nuevas y el 63,9 % han sido creadas por iniciativa ciudadana, afectados por algunas necesidades y sus familias.