jueves 6/5/21
Semana Nacional para Institutos de Vida Consagrada del Instituto Teológico de Vida Religiosa

Consagrados para la vida en el mundo

Analizar los valores de la sociedad actual, ver qué aportaciones pueden hacer respondiendo evangélicamente a desafíos como las migraciones y la educación para la justicia, ver cómo actualizar la misión del Señor desde sus carismas, fortalecer nuestra espiritualidad, fijar la atención en la familia como centro de la vida social y cristiana... Estas y otras muchas cuestiones serán analizadas en la 49-50 Semana Nacional para Institutos de la Vida Consagrada que organiza el Instituto Teológico de la Vida Religiosa entre el 17 y 22 de abril

pexels-jade-971605

El Instituto Teológico de Vida Religiosa organiza su 49ª -50ª Semana Nacional para Institutos de Vida Consagrada bajo el título Consagrados para la vida del mundo: la Vida Consagrada en la sociedad actual. Tendrá lugar del 17 al 22 de mayo de 2021, en los días previos a Pentecostés. Este año, excepcionalmente, se realizará en modalidad online debido a la covid-19.

Tomando como punto de partida la constatación de que su tiempo también “necesita el testimonio vivo de personas que den prueba del absoluto de Dios, las jornadas de Vida Consagrada del 2021 nos proponen mirar a nuestro alrededor y salir de nuestro ámbito de seguridades, abriendo la mente y el corazón”. Asimismo, “se nos invitará a analizar los valores de la sociedad actual desde nuestra condición discipular y de miembros del Pueblo de Dios. Nos preguntaremos qué aportaciones podemos hacer en el tejido cultural de hoy, y cómo seguir respondiendo evangélicamente a algunos retos que enfrentamos a diario, como son las migraciones y la educación para la justicia”, indican desde el Instituto Teológico. En la misma línea, tratarán “la llamada de actualizar la misión del Señor desde nuestros carismas, poniéndolos en relación con el resto de las vocaciones eclesiales; en especial con la familia, como centro de la vida social y cristiana”.  Y también una vez más, subrayarán la importancia de la espiritualidad, entendida como núcleo y motor de su ser y hacer. Todas estas dimensiones les ayudarán a repensar su consagración, nuestra comunión y nuestra misión.  

En definitiva, la semana de los institutos religiosos servirá para hacer memoria de la identidad profética de la vida consagrada, que la convierte “en fermento evangélico en el mundo. Los consagrados somos llamados a poner y dar vida en tantas situaciones de muerte que laceran la piel de las realidades cercanas y lejanas”.

Entre los participantes en el evento del ITVR se encuentran personalidades como el prefecto de la congregación vaticana para la vida consagrada, Joao Braz de Aviz; la presidenta de la Unión de Superioras Generales, Jolanta Kafka; el presidente de la Unión de Superiores Generales, el padre Arturo Sosa; o el obispo de León y presidente de la Comisión para la Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Ángel de las Heras. La Semana la cerrará con un mensaje el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.

 

En este enlace  se puede consultar el programa completo y realizar las inscripciones.

 

Comentarios