jueves 6/8/20
DESAFÍO MUNDIAL

El cambio climático aleja las metas para acabar con el hambre

Las regiones y países con mayores niveles de hambrunas son los más afectados y los que menos contribuyen a la crisis ambiental, según un informe de Ayuda en Acción
Unos niños se concentran para protestar contra la crisis climática en Madrid siguiendo el ejemplo de la adolescente sueca Greta Thunberg, erigida en icono mundial del activismo verde (EFE)
Unos niños se concentran para protestar contra la crisis climática en Madrid siguiendo el ejemplo de la adolescente sueca Greta Thunberg, erigida en icono mundial del activismo verde (EFE)
El cambio climático y sus consecuencias aleja la consecución de las metas para acabar con el hambre en el mundo, según un informe de la ONG Ayuda en Acción.
El informe “El desafío del hambre y el cambio climático” apunta a que precisamente los países con mayores niveles de hambre son los más afectados por el cambio climático siendo a su vez los menos preparados y los que menos contribuyen al mismo.

El documento, presentado en la Secretaría General Iberoamericana (Segib) el pasado día 24, destaca que el hambre a nivel mundial se ha reducido un 30 % desde el año 2000, pero insiste en que aún queda mucho por hacer para erradicarla.

También precisa que, aunque el hambre se haya reducido a nivel global, a nivel regional existen cifras dispares.

El sudeste asiático, África, América del Sur y Caribe o Europa del Este tienen índices “bajos o moderados”.

Por el contrario, la situación en Asia meridional y África subsahariana es considerada aún hoy “grave”.

Por su lado, cuatro países en el mundo –Chad, Yemen, Madagascar y Zambia- viven en una situación “límite”, según expone el informe.

Según la coautora del texto, Andrea Sontag, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados en Naciones Unidas en 2015, los países deberían seguir incidiendo en sus políticas de desarrollo y prestar especial atención “a la educación y la sanidad”, entre otros.

“Hemos avanzando mucho en estos años, el hambre se ha reducido en un 30 por ciento, pero tenemos que seguir en esa dirección para conseguir erradicar el hambre”, ha dicho a Efe.

Por su lado, el responsable de Ayuda Humanitaria de la ONG, Alejandro Zurita, ha insistido en la relación directa entre el hambre en el mundo y los efectos del cambio climático.

“No llueve donde tiene que llover”, ha señalado Zurita, y ha puesto como ejemplo las grandes sequías que sufre Centroamérica, que conllevan pérdidas de cosechas y con ello un incremento del hambre en la región.