sábado 10/4/21
Barómetro del CIS sobre los efectos de la COVID-19

El 42% de los españoles sufre problemas de sueño y la mitad están cansados debido a la pandemia

La COVID-19 continúa pasando factura a la salud mental de los españoles. Un 41,9% ha tenido problemas de sueño, mientras que más de la mitad de los ciudadanos -un 51,9%- confiesa sentirse "cansado o con pocas energías", según una encuesta que publica este jueves el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), y que se realizó entre el 19 y el 25 de febrero.

pexels-andrea-piacquadio-3771115

Además, el sondeo desvela que un 38,7% de los españoles sufre dolores de cabeza debido a la situación emocional provocada por la pandemia, aunque también apunta a otros problemas como taquicardias, mareos o desmayos. Uno de los principales temores que la COVID-19 infunde entre los ciudadanos sigue siendo la muerte propia o la de algún ser querido, aunque este sentimiento ha disminuido con respecto a noviembre de 2020, cuando el CIS llevó a cabo otra encuesta similar. Ahora, el 23,4% de los españoles reconoce sentir "mucho o bastante miedo" a fallecer por coronavirus, aunque este porcentaje representa menos de la mitad que el del mes de noviembre, cuando ascendía al 58,4% Respecto al miedo a morir por COVID, la franja de edad que más se identifica con este temor se sitúa entre los 55 y 64 años, donde se concentran el 26,2% de las respuestas.

La encuesta sobre salud mental en pandemia también desvela que el 68,6% de los españoles siente "mucho o bastante miedo" ante la posibilidad de que un ser querido fallezca por coronavirus, mientras que un 72,3% ha sentido esa misma preocupación ante el miedo a contagiar a su entorno más cercano. Asimismo, el sondeo, elaborado sobre una muestra de 3.083 entrevistas, revela que un 35,1% de los españoles ha llorado por la situación pandémica. Los encuestados admiten que la pandemia ha supuesto cambios en los menores y hasta un 72,7% dice que sus hijos o nietos han sufrido "cambios de humor", un 78,6% "cambios en los hábitos de vida" y un 30,4% modificaciones en el sueño.

pexels-polina-tankilevitch-3873177

Según el estudio sobre salud mental del CIS, el 79% de los encuestados reconoce sentirse "bastante o muy preocupado" por la pandemia y un 28,7% admite que "muchos o bastantes días" se ha encontrado "mal por tener poco interés o placer en hacer cosas". Un 21,5% considera que está "decaído, deprimido o sin esperanza", otro 21,8% se describe como "nervioso, ansioso o muy alterado", en definitiva, "con los nervios de punta" y un 14,2% asegura sentirse "incapaz de parar o controlar las preocupaciones".

Pero las consecuencias de la COVID van más allá y el 28% ha tenido "pensamientos o recuerdos desagradables no deseados sobre el coronavirus" que en el 36% de los casos han alterado "muchas o bastantes veces" su vida social o las relaciones con la familia y los amigos. Un 53% teme que la sociedad ya no volverá a ser la misma
Asimismo, al 59% de los encuestados le preocupa que "la pandemia se convierta en parte de nuestra vida", un 53% sospecha que la sociedad ya no volverá a ser la misma y un 33% teme la posibilidad de quedar aislado socialmente.  La preocupación también se extiende al trabajo. Un 27% teme perder su empleo y a un 61% que eso le ocurra a algún familiar.pexels-andrea-piacquadio-3812746

Desde que comenzó la pandemia, el 61,2% reconoce que le preocupa la salud mucho más que antes y un 48,6% traslada esa preocupación al temor a contraer una enfermedad grave.  Además la población se siente vulnerable frente al virus y en un 68,9% o teme el contagio ya en su persona o en su entorno más íntimo.

Pese a esta preocupación, sólo el 15% asegura que ha tenido ataques de ansiedad o pánico. Y un mayoritario 75% de los que los han padecido temen que esto tenga consecuencias negativas en su salud. Y no sólo en su salud porque el 66,7% de los afectados dice que ha cambiado su vida habitual y ha evitado ir a determinados sitios ante el miedo de sufrir nuevos ataques.


Ansiolíticos y antidepresivos
Además, según se desprende del sondeo, desde que comenzó la pandemia un 6,4% de los españoles ha acudido al psicólogo o al psiquiatra por algún problema, sobre todo trastornos depresivos o de ansiedad, y al 5,8% de la población se le prescribieron psicofármacos, como ansiolíticos, antidepresivos y reguladores del sueño.

El "trastorno ansioso" fue el más común para estos pacientes, con un porcentaje del 43,7%, junto al depresivo, que reconoce el 35,5%, de manera que ambos agrupan un 79,2% de las patologías mentales, en las que figuran con mucha menor incidencia los trastornos de conducta (5,1%) y los de personalidad (3%) Los medicamentos prescritos por los especialistas para tratar estas enfermedades fueron mayoritariamente ansiolíticos (58,7%), antidepresivos (41,3%) y reguladores del sueño (21,2%), según el mismo estudio demoscópico. El período de tratamiento es superior a tres meses, tal y como declara el 68,7% de los encuestados, en tanto que el 15,6% lo mantuvo entre uno y tres meses y un 14% lo siguió solo durante dos semanas; el 77,1% asegura además que sigue tomando la medicación.

Comentarios