martes 2/3/21
Las Carmelitas de la Caridad realizan su misión en África, América, Asia y Europa

Abrazando las necesidades en el mundo

Las hijas de Joaquina de Vedruna, fundadora de la congregación, están presentes en muchos lugares del España y también han llevado su misión a muy diversos países, en sintonía con la convicción de la fundadora, quien afirmó: “Mis hijas han de ir a muchas partes y no lo pueden rehusar”

carmelitas vedrunas japon

La Congregación de las Carmelitas de la Caridad de Vedruna es una orden religiosa fundada por Joaquina Vedruna en 1826. Son una orden que se dedica a la atención de los más favorecidos, a través de la educación o labores de asistencia e inclusión. Con sus casi dos siglos de historia, hoy su misión está presente en cuatro de los cinco continentes: en Europa, África, Asia y América. 

La congregación tiene muchos rostros y muchas maneras de expresar el seguimiento a Jesús. En los últimos años les une además una pasión común: "ser casa de puertas abiertas  que necesita reformas, ampliaciones, afianzar los cimientos, abrir ventanas, salir fuera, llegar a las fronteras de nuestro mundo, trabajando en red y con amplio sentido de Iglesia y de ciudadanía” según explica la propia entidad. Precisamente, hoy la Familia Vedruna es amplia, con hermanas, laicos y laicas, seglares, con toda persona que se sienta “Vedruna” y opte por sumar al proyecto común.

Precisamente, en Europa, en donde una parte importante de las religiosas vedrunas realiza su misión, la congregación “siente el reto de volver a encontrarse, descubrir sus raíces y avivar sus valores”. En Asia, un continente con grandes masas de exclusión, afrontan el desafío de una Iglesia inculturada. Mientras que en América quieren acompañar a pueblos llenos de vida que luchan por la supervivencia y contemplan cómo se ahonda el abismo de una desigualdad. Por último, en África tratan de ayudar a unas gentes y una tierra con grandes riquezas naturales pero aplastada por las guerras y expoliada por la corrupción.

Las Carmelitas de la Caridad, Hermanas Vedrunas, son una congregación religiosa de vida activa, que han formado una red de comunidades insertas en muchos países de cuatro continentes. Pero, sobre todo, son una familia religiosa comprometida con el anuncio del evangelio en los campos de la educación, la salud y la acción social, especialmente a favor de los más desfavorecidos y vulnerables.

Orígenes

fundadora carmelitas vedrunasLa congregación nace de la inspiración y el compromiso de una mujer singular, Joaquina de Vedruna. Nacida en Barcelona el año 1783, en el seno de una familia acomodada de profundas convicciones cristianas se casó con Teodoro de Mas con quien tuvo nueve hijos. Enviudó todavía joven -32 años- y a partir de entonces, se entregó en cuerpo y alma a la educación de sus hijos, ahora bajo su sola responsabilidad. De esta intensa experiencia materna aprendió los secretos de una pedagogía hecha del acompañamiento personal y del amor, que inspiraría, años después, la de la Institución que fundó.

Joaquina fue, desde siempre, una mujer profundamente tocada por la experiencia personal de Dios. En este marco y en el que podríamos definir como tramo final de su vida, en el que Joaquina pensaba retirarse definitivamente en el silencio de un monasterio de vida contemplativa, le fue propuesto por el capuchino P. Esteban de Olot, el proyecto de reunir hermanas “que abrazasen las necesidades de los pueblos” en el campo de la educación de las niñas, en el de la atención a los enfermos pobres y desasistidos, y en el de la acogida de quiénes vivían en la marginación social, en una nueva forma de vida religiosa, desconocida hasta entonces en España.

Cuando se convenció de que aquella era una auténtica llamada de Dios, se entregó decididamente al proyecto, iniciando la fundación del nuevo grupo en su casa del Manso Escorial de Vic, el 26 de febrero de 1826.

Fue así como nació la Congregación de Hermanas Carmelitas de la Caridad, hoy conocidas a menudo como Hermanas Vedruna.

 

Comentarios