sábado 10/4/21
Día Internacional de la Mujer

Adoratrices llama este 8M a construir un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19

Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19 es el lema elegido este año por la ONU para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, una celebración a la que se suman hoy numerosas instituciones y organizaciones como el instituto de las Religiosas Adoratrices, quien con su Obra Social, a través de distintos proyectos como la Fundación Amaranta, están comprometidas en lograr las mejoras de las condiciones de las mujeres en situación de vulnerabilidad

8-M-Fundacion-Amaranta-Adoratrices

 “La pobreza, las desigualdades sociales y los tratos inhumanos tienen nombre de mujer y nosotras lo comprobamos día a día en nuestro trabajo, por eso, este 8M, más que nunca, tenemos que hacer un llamamiento a toda la sociedad para construir un futuro igualitario para todas las personas”. Son las palabras de María Luisa Puglisi, directora general de la Fundación de Solidaridad Amaranta, uno de los proyectos de la Obra Social de las Religiosas Adoratrices, instituto que hoy ha querido sumarse a la celebración del Día Internacional de la Mujer. 

El lema elegido este año por la ONU, Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19, quiere reconocer los enormes esfuerzos que mujeres y niñas realizan en todo el mundo para lograr la recuperación de la pandemia y forjar un futuro más igualitario. Pese a que las mujeres constituyen, según Naciones Unidas, la mayoría del personal en primera línea en la lucha contra el virus, han surgido nuevos obstáculos para la consecución de la paridad -que se vienen a sumar a los ya existentes- como son el aumento de la violencia doméstica, el incremento de las tareas de cuidados no remunerados, el desempleo o la pobreza. Unos obstáculos que tanto desde los proyectos sociales de Adoratrices como desde su Fundación de Solidaridad Amaranta tratan de combatir en su día a día a través de los programas y actuaciones de mejora de las condiciones de vida de las mujeres en situación de especial vulnerabilidad. 

"En Adoratrices llevamos más de 160 años luchando por la igualdad, es una lucha diaria, comprometida y compartida por la gran familia Adoratriz y las mujeres que han formado parte de ella a lo largo de todos estos años. Este 8M en que la COVID-19 es un protagonista indiscutible por haber puesto «patas arriba» todo el planeta, no podemos olvidar el dramático incremento de la brecha de la desigualdad y la pobreza en el mundo y en quienes más lo están sufriendo, las mujeres, por estar en los sectores más afectados por la crisis económica”, señala Carmen Ynzenga, coordinadora técnica de los Programas Adoratrices. 

 

Comentarios