domingo 05.07.2020
RUTA XACOBEA

Los albergues del Camino garantizarán una acogida segura a los peregrinos

Los albergues del Camino garantizarán una acogida segura a los peregrinos

La Asociación de Municipios del Camino de Santiago prepara sus propias medidas de contingencia ante el nuevo escenario que plantea la pandemia y la desescalada a través de una batería de medidas centralizada en la campaña ‘Albergues seguros’.

Según informa la asociación, está está creando un documento con todas las características físicas de los albergues públicos y de acogida tradicional del Camino de Santiago para implantar con celeridad las medidas que apruebe el Gobierno una vez sean más concretadas. De ese modo, con los ratios de distancias interpersonales y ocupación por metros cuadrados, el Camino estará en disposición de saber a cuantos peregrinos, y de qué forma, pueden acoger los albergues, así como los espacios que deberán ser cerrados.

La AMCS señala que los albergues serán un pilar primordial, pues en ningún otro sitio el peregrino pasa tanto tiempo, además de en la propia ruta, y está tan expuesto. Esta iniciativa se está llevando gracias a la colaboración de la Fraternidad Internacional del Camino de Santiago (F.I.C.S.) y la Asociación de Albergues de Acogida Tradicional de Castilla y León.

También está desarrollando una tecnología para su aplicación que servirá para que sus socios, más de 100 localidades, y otras instituciones y peregrinos sepan en tiempo real que ocupación tienen los albergues. La Asociación busca ahora financiación de otras instituciones para que su implementación sea lo más amplia posible.

Por otra parte, los albergues contarán con las reglas sanitarias trasladadas a sus propios espacios. Dos expertos en salud están adaptando los consejos sanitarios de la OMS a la realidad cotidiana de los albergues de peregrinos y estos serán trasladados a los albergues cuando tenga el visto bueno de las autoridades sanitarias. Asimismo, los hospitaleros y trabajadores de estos espacios serán formados para que las medidas se cumplan.

La última medida es la identificación de todos los elementos barreras de los que estos tendrán que disponer para separar espacios y proteger a los peregrinos y hospitaleros. Así como la búsqueda de proveedores de estos materiales de seguridad sanitaria.

Los municipios del Camino, en definitiva, están preocupados por la situación pero activos para enfrentarse a ella. Todas las iniciativas de éxito serán compartidas con todos los agentes del Camino que así lo deseen dado que los municipios entienden que atender a los peregrinos y el Camino es responsabilidad de todos y su Asociación, la AMCS, trabaja para el bien común.

Hay que recordar que muchos de estos albergues, públicos y de asociaciones sin ánimo de lucro, han abierto desde hace años tanto para la llegada de un solo peregrino, como para la de un grupo. Por tanto, sus esquemas de apertura se adaptan también a esta nueva realidad económica, dado que es su vocación de servicio la que les hace estar abiertos, incluso todo el año, cuando apenas hay peregrinos. Las medidas buscan ahora dotarlos de las mayores garantías sanitarias, para que, volver al Camino sea una experiencia factible y segura.