jueves 28/10/21
El caso Osoro – Belda XVI

Cardenal Osoro, ¿y ahora qué?

Su Señoría, el del 28 de los juzgados de Madrid, aplaza a septiembre las comparecencias de testigos e investigados, no cita al principal demandado ni siquiera como testigo, suponemos que Belda alcanza con esta “no declaración” su principal éxito, pues que el Cardenal no declare chirría a la razón, así que limpio “de polvo y paja” de responsabilidades debe frotarse las manos pensando “se olvidarán de mí en seguida”, pero le adelantamos que no. Nadie se olvidará de que usted es el principal responsable del desaguisado en que están metidas las Fundaciones civiles y las que entonces fueron personas de su absoluta confianza. No es tan  fácil Eminencia, hay mucha gente en la Iglesia madrileña y española que sabe ya lo que ha ocurrido, y lo sabe el Nuncio y Su Santidad también lo sabe. Allí donde vaya todos sabrán qué tipo de persona es usted, porque antes que Obispo se es persona, y todos le mirarán como el que traicionó a los suyos, porque todos saben que en este lío de los demandantes de las Fundaciones hay intereses, y no hay delito alguno en los demandados, sino sus nervios y su mala cabeza, la suya, los suyos Cardenal.

51168730112_b0b796e37e_o

Recurrir al sacerdote Belda hizo que el asunto recibiera la notoriedad debida, allí donde pone sus manos el escándalo está asegurado, o no es escandaloso Cardenal que su investigador del asunto sea a su vez el secretario de las Fundaciones e intermediario jurídico con su empresa, que para reírse de todos denominó “Quién como Dios”, es que nadie le va a parar los pies? ¿Desde cuando un Cardenal no rinde cuentas ni a su conciencia siquiera? No hay nadie que se atreva a decirle “Don Carlos, déjelo ya”, cierre la investigación y diga la verdad, que está suficientemente probada, o tampoco va a comparecer en la demanda por acoso que le cursó nada menos que su “Coordinador de Fundaciones” ?, un Cardenal de la Santa Madre Iglesia acusado de acoso laboral, lo saben todos, no se sonroja al reunirse con sus compañeros? No queremos ni imaginar los consejos que le dará el sacerdote Belda, demandado también por acoso, nada menos que por el “compliance officer” encargado de señalar que los procesos de gestión y decisión se ajustan a la ley,  “aguante, que en seguida se olvida” dirá, mientras se prepara para “gestionar” las Fundaciones y realizar con su empresa la transformación de los activos, el tiempo nos lo dirá. Y como no podemos confiar en el Cardenal, confiaremos en la justicia, no queda más remedio, pero debe saber que es un “ilícito moral” no comparecer, aun voluntariamente, y contar la verdad para que resplandezca la justicia, no son palabras dichas en un sermón “a lo que salga”, Eminencia, la verdad y la justicia inspiran la vida de un cristiano.

¿Y qué haremos hasta septiembre?

Mientras el Cardenal “se va de rositas”, provisionalmente, pues será un clamor en septiembre la petición de que lo investiguen, qué haremos los que llevamos meses analizando el caso?, son ya decenas de artículos, no opinando, sino explicando lo que leemos en los documentos y reproduciéndolos, justo lo que la prensa no quiso hacer. Sería cruel, aunque merecido, que pasáramos los días recordándole al Cardenal su falta de coraje moral; y de Belda, qué podríamos seguir diciendo de este aprovechado servidor de sí mismo, sobran Beldas en la Iglesia, repasábamos sus declaraciones en los medios cuando defendía al obispo Zanchetta de abusos sexuales, cómo hila, si veinte señores declararon tocamientos el murciano exclamaba “¡¡no hay pruebas!!”, pero qué pruebas quieres del acoso callado y continuado repetido día tras día y confirmado no por una sino por veinte víctimas? Él lo explicaba así, con la sutileza con que el santo de Aquino matizaba los conceptos filosóficos cristianos la emprendía él con los sexuales. Informaba el diario “Página 12” “Belda Iniesta intentó explicar sus conceptos sobre el abuso sexual simple: “¿Por qué decimos que entra en el ámbito de la percepción o cuáles son los hechos específicos? Estamos hablando de abrazos que duran más de lo normal o que el interesado puede sentir que han durado más de lo normal. De besos que en lugar de caer en la mejilla como ustedes se saludan besándose, puedan caer en la oreja y el cuello. Estamos hablando de poner la mano en una pierna, o incluso de algunos chistes subidos de tono. Estamos hablando de hechos muy distintos de aquello que parece al final”, sostuvo. belda yatecha

Después planteó: “no estoy diciendo que no puedan ser constitutivos de delito, para eso está el Poder Judicial”. Expuso que a las acusaciones “hay que demostrarlas” porque “no tenemos que invertir la carga de la prueba” y quienes hicieron las denuncias tienen que demostrar que los hechos fueron ejecutados”, da gusto escucharlo, “quienes hicieron la denuncias  tienen que demostrar los hechos”, y tú qué hiciste sino permitir que los medios se cebaran en los acusados, hablando de “trama” o “expolio”? no levantaste la voz sino para lo contrario, así está escrito en la demanda por acoso contra ti y contra el Cardenal. Sigue la prensa argentina  “El letrado informó que la defensa ha planteado nulidades por considerar que no se han cumplido las garantías procesales. Hasta que eso no se resuelva “no se puede establecer fecha para el inicio del juicio, anticipó. Belda Iniesta dijo que Zanchetta “sigue siendo obispo” y que por secreto pontificio no puede dar detalles de la investigación canónica. Cuestionó la publicación de la solicitud de la fiscala Maria Soledad Filtrín Cuezzo de “captura internacional” y de las pericias psicológicas hechas al sacerdote. “La repercusión mediática afecta al acusado si después se demuestra que no es culpable”, manifestó”, este está siempre amparado en supuestas investigaciones canónicas para decir sólo lo que le conviene, sabes de quien se vulneran las garantías procesales si no investigan al Cardenal?, pues de todos los demás investigados, si hubiera “trama”´ él es el jefe, es tan penoso lo que ocurre…y sabes perfectamente quién está afectado por la repercusión mediática en las denuncias de las Fundaciones, y han sido los medios del Arzobispado los causantes de esa repercusión, sumándose además al linchamiento moral.   

Pues se verá lo que vamos a hacer

Es muy sencillo, como nuestra investigación no es canónica, lo que haremos es reproducir, uno a uno, los párrafos más destacados de las pruebas y documentos a nuestro alcance, que son muchas, y ofrecérselas íntegras a nuestros lectores, llevamos meses clamando en el desierto, clamando la verdad, como dijo Isaías “yo soy la Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad el camino en la soledad a nuestro Dios. Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado”, qué hermosos y evocadores son los textos sagrados, qué pena nos da que el caso Osoro – Belda siga manchando a la Iglesia madrileña.  

    

Comentarios