martes 07.04.2020
5.400 SANITARIOS CONTAGIADOS EN ESPAÑA

El Gobierno reclama solidaridad con Madrid

Una cooperante de Médicos Sin Fronteras (i) participa en las labores de instalación de un hospital de campaña con 100 camas en el pabellón deportivo Rector Gala del Campus de la Universidad de Alcalá de Henares, este martes,  para ayudar a descongestionar las urgencias (EFE/Fernando Villar)
Una cooperante de Médicos Sin Fronteras (i) participa en las labores de instalación de un hospital de campaña con 100 camas en el pabellón deportivo Rector Gala del Campus de la Universidad de Alcalá de Henares, este martes, para ayudar a descongestionar las urgencias (EFE/Fernando Villar)

El Gobierno ha reconocido hoy que empieza a detectar tensión en el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid, por lo que ha hecho un llamamiento a la solidaridad con la comunidad autónoma más afectada por el avance de la epidemia del coronavirus. 

"Empezamos a detectar tensión en algunas partes del Sistema Nacional de Salud, en concreto en la Comunidad Autónoma de Madrid, y es el momento de la solidaridad con Madrid, hago un llamamiento a la solidaridad con Madrid como lo haremos cuando ocurran situaciones de tensión en otras partes del Sistema", ha avanzado el ministro de Sanidad, Salvador Illa. 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Illa ha explicado que, como autoridad delegada competente en materia de sanidad, tiene la obligación de velar por la equidad y la cohesión del sistema sanitario, lo que ahora requiere de un "movimiento de solidaridad con Madrid". 

Esto se traducirá en tres acciones: desplegar los recursos sanitarios necesarios en Madrid desde otras partes del territorio nacional donde no son hoy necesarios. 

En segundo lugar, esfuerzos en la compra de material necesario, en especial todo lo referente a la respiración asistida, y en tercer lugar la activación de toda la capacidad de fabricación nacional de estos productos. 

Illa ha agradecido a todos los grupos industriales del país y de ingeniería que están trabajando "a marchas forzadas" para producir equipos de producción individual, test de detección del virus -tanto estándares como rápidos- y aparatos de respiración asistida. 

"Es una carrera importante, a veces contrarreloj, que vamos a ganar si seguimos sumando como estamos haciendo ahora, esfuerzos todos", ha subrayado. 

El titular de Sanidad ha insistido en que esta es una semana "muy dura" de la lucha contra la pandemia, porque es en la que se trata de llegar al pico de la epidemia, y ha prometido que el Ejecutivo "sigue al máximo nivel de movilización" para garantizar el suministro de productos sanitarios necesarios. 

Además, Simón ha admitido que el contagio de los profesionales sanitarios, que presentan mayor tasa que otros países afectados, se puede deber "en parte" a la escasez de equipos de protección. 

En rueda de prensa, Simón ha explicado que desde el primer momento hubo dos o tres brotes nocosomiales que afectaron a la transmisión entre el personal sanitario, lo que influyó por "una parte" en el número de afectados, que hasta la fecha son 5.400. 

Ha asegurado que "no se puede negar" que el acceso a los equipos de protección personal, aunque está resultando "suficiente", en "algunos puntos, puede haber momentos críticos en la capacidad" de estos. 

Y lo ha justificado en "un problema de acceso al mercado", ya que esos equipos "han sido durante mucho tiempo muy escasos" a nivel global. 

Aunque ha indicado que se está en proceso de solucionar estos problemas, ha reconocido que "no hay disponibilidad global fácil" de los equipos, lo que tiene "puede tener una parte" de implicación en el incremento de los contagios entre el personal sanitario.