lunes 10/8/20
CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los colegios de médicos creen que priorizar pacientes es una obligación ética

Uno de los pabellones del recinto ferial Ifema de Madrid que se preparan para albergar 1.396 camas para atender a pacientes de coronavirus. Una imagen para la historia  (EFE/Comunidad De Madrid)
Uno de los pabellones del recinto ferial Ifema de Madrid que se preparan para albergar 1.396 camas para atender a pacientes de coronavirus. Una imagen para la historia (EFE/Comunidad De Madrid)
El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos cree que cuando no se pueda proporcionar la atención necesaria porque las UCI sean insuficientes y no haya posibilidad real de aumentarlas, el establecimiento de prioridades es "imprescindible" y "una obligación ética y deontológica". 

La Comisión Central de Deontología del Consejo ha realizado un informe, en que señala que la crisis sanitaria producida por la pandemia del coronavirus "ha colocado a nuestra sociedad en un nivel de estrés sanitario desconocido hasta el momento". 

"Todos los enfermos que lo precisen deben ser atendidos de la mejor manera posible", indica el informe, que considera que en este escenario corresponde a los epidemiólogos la previsión y cálculo objetivo del número de casos de pacientes afectados. 

Y los gobiernos deben proporcionar "datos fiables" a los equipos de epidemiología a fin de que el cálculo de la estimación de requerimientos para la atención a pacientes graves y críticos sea fiable. 

El texto considera necesario establecer una priorización para adecuar los recursos a la carga asistencial y recursos humanos y técnicos disponibles. 

La limitación de acceso a la atención sanitaria de los pacientes, según el documento, obliga a los profesionales a tratar con extremo cuidado sus decisiones, y a las autoridades sanitarias a hacer todos los esfuerzos posibles para habilitar camas de cuidados intensivos, dotadas adecuadamente para atender los casos críticos. 

Advierte de que es "imposible obviar los conflictos éticos y profesionales que conlleva limitar los medios asistenciales a un enfermo con una supervivencia nula, o previsiblemente nula, en un corto espacio de tiempo, si limita o impide la respuesta a otros enfermos con más probabilidades". 

Para los médicos, el criterio "fundamental" debe estar basado en las probabilidades de supervivencia de cada paciente y no en el orden de petición de asistencia, ni de llegada a los servicios de urgencias hospitalarias, ni solo en la edad de los pacientes. 

Establecer expectativas de vida a corto plazo es aceptable incluso para no caer en la obstinación terapéutica, pero establecer límites a medio plazo, como el criterio cronológico, "constituye una decisión muy arriesgada que se debe realizar con carácter excepcional", agrega. 

Considera prioritario, además de contar con los Comités de Ética Asistencial, la creación de gabinetes de crisis en los centros hospitalarios, de actividad permanente, en la que se integren todas las especialidades médicas implicadas en la atención, y prevención de la infección por el COVID-19.