jueves 04.06.2020
RECONSTRUCCIÓN TRAS LA PANDEMIA

Un diálogo político necesario

Miembros del Ejército a su llegada a las instalaciones que Bexen Medical, en la localidad vizcaína de Etxebarria, de tres máquinas que fabricarán mascarillas para el Ministerio de Sanidad (EFE/LUIS TEJIDO)
Miembros del Ejército a su llegada a las instalaciones que Bexen Medical, en la localidad vizcaína de Etxebarria, de tres máquinas que fabricarán mascarillas para el Ministerio de Sanidad (EFE/LUIS TEJIDO)

“Oremos hoy por los hombres y mujeres que tienen vocación política: la política es una alta forma de caridad. Por los partidos políticos de los distintos países, para que en este momento de pandemia busquen juntos el bien del país y no el bien de su propio partido”. Con esta oración, el Santo Padre se hecho eco esta mañana del clamor popular. La ciudadanía abomina de las luchas partidistas y de mezquinos intereses personales. La gente exige a sus políticos estar a la altura de las circunstancias, y las actuales son dramáticas. 

También esta misma mañana, el portavoz de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Argüello, hizo un llamamiento a las instituciones, a los partidos, al Congreso de los Diputados y a las comunidades autónomas para que hagan "el esfuerzo de dialogar, de poner cada uno sus propias perspectivas y de juntos hacer un proyecto por el bien común, sacrificando su pequeño amor propio, sus intereses ideológicos".

En un análisis de la situación, monseñor Argüello consideró que ha habido "cierta descoordinación" y "dificultades para estar a la altura" en la gestión de la crisis del coronavirus COVID-19 y pide a los grupos políticos que "sacrifiquen sus intereses ideológicos" en estos momentos para "recrear" el "espíritu de la Transición" y sacar juntos adelante "un proyecto por el bien común", en medio de la pandemia.

"Primero, quiero hacer un ejercicio de comprensión de una situación que desborda, luego evidentemente parece que en la situación española, por los datos que estamos viendo, por el número terrible de fallecidos, por las dificultades de los sanitarios, nos hablan cuando menos de cierta descoordinación o de dificultades para estar a la altura en este momento de gestión; y también creo que, a la hora del diálogo entre los grupos parlamentarios, está predominando el esquema de poner por delante la ideología sobre la realidad, de ganar espacios, la parte de la defensa del interés del partido sobre el todo", ha criticado el portavoz de la CEE. Esta es la visión de la Iglesia y de buena parte de la gente, que asiste atónita a un espectáculo político que no da pie a la esperanza. 

Sin embargo, parece que hoy se ha dado un pequeño paso que aporta cierta luz. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado al líder de la oposición, Pablo Casado, un esquema detallado de las fechas, los componentes y los grupos de trabajo con los que se podría trabajar para el gran acuerdo de Gobierno para la reconstrucción nacional tras la pandemia,  y parece que el presidente del PP ha aceptado, por el momento, el formato del acuerdo. Casado exigía que el formato en el que se desarrollara el diálogo fuera una comisión parlamentaria y no una mesa dirigida por el Gobierno, porque considera que Sánchez quiere "mutualizar sus errores", pero el presidente del Gobierno ha cedido a sus exigencias y ya se ha llegado al primer acuerdo.

Falta acercar posiciones en el fondo y en las medidas a adoptar en las próximas semanas. Las reuniones podrían empezar mañana mismo. El calendario previsto por el Gobierno es que estas reuniones se produzcan a lo largo del mes de mayo y que el 1 de junio sea el plazo límite para elevar un dictamen a la mesa general. Durante junio se debatirán todas las medidas y la primera quincena de julio es la fecha prevista para firmar el acuerdo "inter institucional" ya que de manera paralela también se negociará con las comunidades autónomas y los ayuntamientos. 

El Gobierno plantea que haya cuatro grupos de trabajo diferenciados. Uno sobre reactivación económica, recuperación de la actividad y situación de los sectores más afectados pero también puede incluir educación, ciencia o investigación o "cualquier otra materia que se acuerde". Dos, estado del bienestar, políticas sociales y sistemas de cuidados. Tres, sanidad, salud pública y preparación para futuras pandemias. Y cuatro, Europa, solidaridad y unidad de acciónel Gobierno estima que a mediados de julio debería estar el acuerdo definitivo entre el Gobierno y las comunidades y las entidades locales para poner en marcha los pactos por la reconstrucción.