sábado 10/4/21
Fundador de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

Fiesta de San Juan de Dios, patrono de los hospitales y los enfermos

Tal día como hoy, pero del año 1495 nacía en Portugal, Juan de Dios, fundador de la Orden de los Hermanos Hospitalarios del mismo nombre. Fue pionero en la actividad asistencial, destacando por el trato y calor humano a los enfermos. Hoy en día, con una pandemia que azota con dureza la humanidad, su vida y ejemplo de entrega y sacrificio por los sufrientes cobran un sentido aún mayor

En la jornada de hoy, la Iglesia Católica celebra la Fiesta de San Juan de Dios, fundador de la Orden de los Hermanos Hospitalarios, la que posteriormente cambiaría su denominación a “Orden Hospitalaria de San Juan de Dios” añadiendo el nombre del Santo en su honor.

San Juan de Dios nació en Portugal el 8 de marzo de 1495. Su nombre de pila fue João Cidade Duarte y fue conocido como "Juan de los Enfermos". Trabajó como enfermero por vocación y convicción, ya que a lo largo de su vida demostró que era la caridad con los que sufren enfermedad lo que lo movía a entregarse al servicio a los demás. En quienes sufrían un padecimiento corporal, San Juan de Dios encontraba a Cristo sufriente, vulnerable; esperando ser atendido y consolado.

Fundó un hospital en Granada y, posteriormente, junto con su grupo de compañeros, constituyó la que sería la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, dedicada a la pastoral de la salud. Su hospital estaba dedicado especialmente a atender a los pobres y necesitados. En él trabajó incansablemente durante diez años, sin abandonar la oración ni el ayuno, pasando muchas noches en vela ocupándose de los enfermos.

Esta forma de atender a los enfermos y necesitados surge tras su episodio de conversión religiosa. Tras escuchar a Juan de Ávila predicar sufre tal conmoción espiritual que da voces y gritos que le llevarán a ser tomado por loco e ingresado en el Hospital Real donde sufre el tratamiento que se da a las personas enajenadas: celdas oscuras, maniatados, tratados con azotes, baños por sorpresa, exorcismos o cadenas.

Tras su experiencia descubre la que será su gran aportación y pide a Dios que cuando salga pueda disponer de un Hospital donde las personas reciban otro tipo de trato. Entre 1538-1539 Juan de Dios funda en Granada su primer hospital, revolucionario para su época; por el trato y calor humano que los enfermos reciben de Juan y sus compañeros, y pionero en la actividad asistencial; fue el primero en separar a los pacientes por el tipo de enfermedad que sufrían y destinó una cama para cada enfermo.

En la actualidad, los religiosos Hospitalarios de San Juan de Dios siguen trabajando por los enfermos en hospitales y centros de salud de muchos países, continuando la labor de su fundador.

Comentarios