jueves 04.06.2020
SOLIDARIDAD

La encomiable iniciativa de la Fundación Chávarri a favor de la Iglesia

La Iglesia tiene dos mil años de historia y dos mil años de cuidados y amor por la humanidad. Y en esta terrible crisis sanitaria y social que nos azota, la Iglesia se ha situado en la vanguardia de la acción social saliendo al encuentro de los más vulnerables a la epidemia: mayores, enfermos, personas sin hogar, familias empobrecidas, parados, escolares sin recursos… La Iglesia cumple su misión evangelizadora y humanitaria en estos tiempos terribles poniendo su infraestructura, su trabajo y su mensaje de esperanza al servicio de la sociedad. Es hora de cuidar también de ella, por justicia y porque la Iglesia necesita seguir cumpliendo su misión. 

Consciente de esta necesidad, la Fundación Chávarri por el Bien Común lidera una iniciativa para dotar de material de protección frente al Covid-19 (mascarillas y pantallas) a los religiosos, personal y usuarios de centros de atención social, incluidos los propios de las órdenes, fundaciones y obispados. Esta misma semana, 35 instituciones y fundaciones ya han recibido 12.000 equipos de protección donados por la Fundación. 

Pero la acción social a favor de la Iglesia de la Fundación Chávarri no se limita a la donación del material. También ha puesto en marcha una campaña solidaria de ayuda a la Institución religiosa en la lucha frente al Covid-19 canalizando donaciones de elementos de protección de los empresarios
españoles. En apenas unos días, varias empresas han respondido a la llamada de la Fundación Chávarri, que ha logrado abrir así una vía de solidaridad empresarial hacia la Iglesia, algo esencial en estos momentos. 

En el comunicado oficial de la Fundación Chávarri difundido hoy, se hace una mención especial a la donación destinada a la Fundación San Camilo, que atiende a más de cincuenta centros asistenciales, enfermerías y residencias de religiosos y religiosas mayores, un colectivo especialmente vulnerable ante el Covid-19,  que dedicó su vida al cuidado de los demás, sin apenas  reconocimiento social, y que ahora requiere de cuidados. La Fundación Chávarri fija su mirada en ellos haciendo honor a su nombre, porque no hay mayor cumplimiento del Bien Común que el arropar y proteger a quienes nos cuidaron y quisieron. Una iniciativa necesaria y encomiable. 

 

La encomiable iniciativa de la Fundación Chávarri a favor de la Iglesia