jueves 04.06.2020
SAN FERNANDO DE HENARES

La Policía desaloja una iglesia y el párroco advierte que es allanamiento de morada

Exterior de la iglesia de los Santos Juan y Pablo de San Fernando de Henares
Exterior de la iglesia de los Santos Juan y Pablo de San Fernando de Henares

La Policía Nacional desalojó el lunes la iglesia de los Santos Juan y Pablo de San Fernando de Henares (Diócesis de Alcalá de Henares) que celebraba una misa a las 19.55 horas con varios feligreses, según informó el párroco Miguel Ángel Nieto en la redes sociales tras el incidente. Los agentes acudieron a la iglesia por la denuncia de un vecino.

Cuando llegaron, los agentes ordenaron que se disolviera la misa ya que los seis fieles no llevaban mascarillas ni guantes, por lo que consideraron que era mejor que terminara la actividad para preservar la salud pública. Sin embargo, el sacerdote les informó de que cumplía con las medidas establecidas en el estado de alarma ya que en el interior solo había cinco personas. 

Después de lo ocurrido, el sacerdote que oficiaba la misa, Miguel Ángel Nieto, explicó en las redes sociales: "Por más que les he mostrado lo que el artículo 11 del decreto de alarma y los feligreses han mostrado todos el papel del Obispado que nos invitaron a repartir como salvoconducto hacia la Policía, me han dicho que si no suspendía la misa nos sancionaban".

Al final, el párroco les dio la comunión y dio por concluido el oficio, "como el obispo de Granada", donde la policía también disolvió un oficio del Viernes Santo. El Obispado de Alcalá de Henares le ha recomendado lo siguiente al párroco: "Mañana que celebre con normalidad, pero no deje las puertas abiertas de par en par ni las lunes que dan a la calle encendidas. También quitar las campanas que anuncian la misa. Explicar a los feligreses que la puerta estará siempre cerrada aunque sin llave para que puedan pasar y la vuelvan a dejar cerrada".

El sacerdote ha escrito en las redes sociales que "la policía no puede entrar en un templo ni paralizar una misa sin un requerimiento judicial firmado. Hoy han cometido un allanamiento de morada. Si insisten en denunciar, que denuncien, se recurrirá y ellos serán denunciados por prevaricación y saltarse la ley. La cosa se poner divertida. Pido oración”.