sábado. 28.01.2023
LA CRIMINALIZACIÓN DE UN DRAMA

Los médicos no cederán los datos de los migrantes al Gobierno andaluz

La Sociedad de Medicina de Familia denuncia la pretensión de la Junta de localizar y expulsar a las personas en situación irregular además de privarlas de atención sanitaria
f3c7115319e767e64948708c5a04da92d2baedc9w (1)
EFE/Javier Fuertes

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) se ha mostrado "claramente en contra" de ceder datos de inmigrantes en situación irregular incluidas en los ficheros sanitarios y sociales para favorecer su localización y expulsión como ha propuesto el Gobierno andaluz en su acuerdo de presupuestos.

El Grupo de Trabajo en Inequidades en Salud–Salud Internacional de la SemFYC ha reaccionado así a uno de los puntos del acuerdo al que han llegado PP, C's y Vox por el que se establece el impulso de un convenio de colaboración con el Ministerio del Interior para la gestión conjunta de la información que tiene la Administración andaluza sobre inmigración ilegal.

Para la Sociedad, el hecho de que la Policía Nacional y la Guardia Civil puedan acceder a estos datos con la intención de ordenar "adecuadamente los flujos migratorios" criminaliza a estas personas y es contrario a la atención sanitaria universal que la SemFYC defiende.

“Una persona migrante en situación administrativa irregular no ha cometido ningún delito”, ha subrayado en un comunicado Luis Gimeno, coordinador del Grupo de Trabajo de Inequidades en Salud, quien ha advertido que aplicar esta medida chocará frontalmente con la garantía de accesibilidad de estas personas a la sanidad pública, "contrariando radicalmente el espíritu actual de la Ley.

También opina que facilitar “el libre acceso" a Policía y Guardia Civil de datos de estos pacientes solo empeorará su atención sanitaria, ya que "ante el miedo a ser expulsados" no se darán de alta en el sistema sanitario.

La SemFYC también ha querido desmentir el "supuesto sobreuso" que hacen los inmigrantes de los servicios sanitarios: de acuerdo con los últimos datos del Servicio Andaluz de Salud (SAS), correspondientes a mayo de 2018, "las atenciones a la población migrante no regularizada suponen una mínima parte del total de las asistencias sanitarias".

Así, el SAS atiende a un total de 32.000 residentes extranjeros no regularizados y no a 52.000, tal y como se ha asegurado en algunas declaraciones políticas.

Junto a todo ello, se da la circunstancia de que “dejar sin atención a los migrantes en situación irregular, además de inmoral y de atentar contra los Derechos Humanos, es más caro que atenderles”.

Por todo, se ha adherido a la misiva dirigida al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, recientemente suscrita por más de 200 organizaciones en la que expresan su preocupación por esta iniciativa. 

Delitos de odio contra menores extranjeros en Madrid

Los grupos de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital y en la Asamblea regional han denunciado ante la Policía Municipal posibles delitos de odio cometidos principalmente en redes sociales contra menores extranjeros no acompañados del centro de primera acogida de Hortaleza.

La denuncia, a la que ha tenido acceso Efe y que está fechada el pasado día 8, alude a mensajes publicados en distintas redes sociales, por ejemplo los recogidos en un grupo de Facebook denominado 'Todos remamos juntos en contra de los putos menas'.

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyà, ha acusado a "quienes quieren alimentar el odio", como Vox, según dice, de "aprovechar" la situación de vulnerabilidad de los menores extranjeros, y ha subrayado que "los poderes públicos tienen que intervenir".

La denuncia también cita un perfil de Twitter llamado 'Hortaleza se defiende' (@htzactua), en cuya biografía se puede leer: "Somos vecinos de Hortaleza en contra del centro de menas en nuestro barrio. Queremos que Hortaleza vuelva ser un sitio seguro para nuestras familias".

La fotografía de portada de este perfil, critica Más Madrid, muestra a algunos menores y con ello "criminaliza y fomenta el odio a los niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad que allí se encuentran".

"Basta ya, delincuentes fuera", reza otro mensaje de esta misma cuenta, desde la que se ha convocado una manifestación contra el centro de acogida de Hortaleza el próximo domingo.

"Existe una clara intención de criminalizar a las niñas, niños y adolescentes que en situación de vulnerabilidad allí se encuentran y que son teóricamente tutelados por la Comunidad de Madrid. Determinados mensajes del partido político Vox podrían ser calificados de discursos de odio, con la consiguiente incitación a la comisión de delitos tipificados en el Código Penal", alega Más Madrid.

El partido reclama investigar "los mensajes y convocatorias realizadas por algunos grupos de vecinas y vecinos en redes sociales", y establecer "acciones preventivas que eviten las posibles agresiones" a los menores del centro.