sábado 26/9/20
LA ONG AUXILIÓ 500 GERIÁTRICOS

Médicos sin Fronteras pide atender las secuelas del virus en las residencias

La organización Médicos sin Fronteras (MsF) ha dado por finalizada su intervención directa en España en la lucha contra la pandemia, tras auxiliar y asesorar a medio millar de residencias de mayores del país y considerar que el sistema de salud español "ya ha superado su punto más crítico" (EFE/Brais Lorenzo)
La organización Médicos sin Fronteras (MsF) ha dado por finalizada su intervención directa en España en la lucha contra la pandemia, tras auxiliar y asesorar a medio millar de residencias de mayores del país y considerar que el sistema de salud español "ya ha superado su punto más crítico" (EFE/Brais Lorenzo)
La organización Médicos sin Fronteras (MsF) ha dado por finalizada su intervención directa en España en la lucha contra la pandemia, tras auxiliar y asesorar a medio millar de residencias de mayores del país y considerar que el sistema de salud español "ya ha superado su punto más crítico".

Los equipos de MsF también han ayudado a planificar una treintena de extensiones hospitalarias y a montar directamente cuatro de estas unidades temporales de hospitalización en Madrid y Barcelona con un total de 360 camas, para contribuir a descongestionar las Urgencias en los momentos más críticos en estas dos zonas.

El presidente de MsF en España, David Noguera, ha explicado que dos meses después de haber activado sus equipos para auxiliar a las residencias de mayores, donde se ha cebado la epidemia, dan por finalizada esta intervención directa en territorio español para focalizar sus esfuerzos "en contextos con sistemas de salud frágiles y con poblaciones vulnerables amenazadas por esta nueva enfermedad".

Noguera ha señalado que "sigue siendo imprescindible la atención digna a personas mayores en las residencias y la adecuada protección del personal sanitario y no sanitario".

El fin de la intervención de MsF se produce en el momento en que toda España está al menos en fase 1 de la desescalada y ha mejorado notablemente la situación tanto de los hospitales como de las residencias de mayores, a las que sorprendió la pandemia sin los equipos de protección necesarios ni los espacios adecuados para aislar a los ancianos enfermos. 

Noguera ha hecho un llamamiento a las administraciones para que "mantengan la vigilancia e inviertan los recursos necesarios para lograr un control efectivo de la epidemia y evitar nuevos brotes".

Después de la experiencia directa en esta emergencia, MSF considera "imprescindible responder con la máxima atención y un trato digno a las necesidades de las personas mayores en las residencias y que la protección del personal sanitario y no sanitario que continúa en la primera línea sea una prioridad, incluido el cuidado de su salud emocional".

"Todo el mundo es consciente ahora de lo que esta epidemia significa para las franjas más vulnerables de la población. Sería inaceptable que nuestro sistema no esté ahora más preparado para evitar que se repitan situaciones trágicas y fallecimientos, o que no se trabaje para reducir el grave impacto en la salud física y mental sufrido por las personas en esos centros, donde residen 260.000 mayores y han fallecido más de 19.000", ha resumido Noguera.

"La dignidad de las personas más vulnerables de nuestra sociedad tiene que ser nuestro horizonte común", ha sentenciado el presidente de Médicos Sin Fronteras España, organización que ha brindado asesoramiento técnico y formación del personal a 500 residencias de mayores en doce comunidades.