sábado. 24.09.2022
APUESTA POR UN PACTO EDUCATIVO

Monseñor Omella se entrevistará con Pedro Sánchez y la ministra Celaá

2020030609593614694
El cardenal Juan José Omella ha defendido la necesidad de "un Pacto Educativo en España para armonizar la iniciativa pública y social en beneficio de las familias"

El cardenal arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan José Omella, ha defendido la necesidad de "un Pacto Educativo en España para armonizar la iniciativa pública y social en beneficio de las familias".

En un comunicado, Omella ha matizado unas declaraciones que hizo ayer en la cadena Ser, donde, al ser preguntado por su opinión sobre la intención gubernamental de retirar las subvenciones a las escuelas concertadas que segregan por sexo, ha insinuado que "estaría de acuerdo", aunque ha puntualizado: "No creo que la segregación de niños y niñas sea una cosa habitual en las escuelas concertadas".

"Tendremos que ver cómo se aplica, si fuerzan demasiado o no. La escuela concertada debe tener las puertas abiertas, pero hay un ideario que tiene que ser respetado", ha añadido a continuación.

Tras estas declaraciones, el cardenal ha emitido un comunicado en el que asegura que se ha explicado mal, ha aclarado que defiende la necesidad de un Pacto Educativo en España y ha expresado su apoyo "a todas las escuelas religiosas por su servicio a la sociedad".

También ha expresado su "apoyo sin fisuras a los diferentes modelos escolares previstos en el sistema educativo español".

En su entrevista en la cadena SER, el nuevo presidente de la CEE ha defendido que el Pacto Educativo debe evitar "ir de izquierda a derecha, de derecha a izquierda" en la legislación educativa, que cambia con cada gobierno.

Omella también ha defendido que los "principales responsables de la educación son los padres" y que tienen que tener "la libertad de elegir el centro" escolar de sus hijos, mientras que el gobierno debe, en su opinión, coordinar y dirigir, pero no suplantar a la concertada.

Omella ha anunciado que tiene previsto entrevistarse pronto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con la ministra de Educación, Isabel Celaá, tras su nombramiento como presidente de la CEE, aunque ha señalado que aún no sabe cuándo ni dónde será este encuentro.

Invitará al Papa Francisco a Cataluña y Montserrat

Juan José Omella dijo que invitará al papa Francisco a visitar España y que pase por Montserrat, el emblemático monasterio benedictino que aloja a la patrona de Cataluña, la virgen negra La Moreneta.

En declaraciones a la emisora RAC1, Omella ha confesado que le gustaría "que el papa visitara Montserrat y La Moreneta, que es la patrona."

"Es mi deseo que el papa visite España y Cataluña. Yo se lo propondré pero no sé si lo conseguiremos porque a él le gusta viajar a los lugares más periféricos, más pobres, donde hay persecuciones, para dar ánimos. No sé si vendrá algún día a España porque no es periférico, pero si lo hiciera me gustaría que pasara por Cataluña", ha declarado el nuevo presidente de la CEE.

Omella ha admitido que ha mantenido contactos con los presos independentistas, aunque no les ha ido a visitar a la cárcel porque él es "pastor de la iglesia de Barcelona" y en su Archidiócesis no están las cárceles donde cumplen pena los líderes del "procés".

El prelado sí ha reconocido que los obispos de las diócesis donde están las cárceles han ido a visitar a estos presos, y ha aclarado que "esto no quiere decir que yo no haya tenido contactos con ellos de otra manera indirecta".

"Yo quiero ser un hombre de comunión y no de confrontación, un hombre de entendimiento y de pactos y no ir unos contra otros. Este es mi deseo y mi talante", ha remarcado el cardenal.
 

"Rouco Varela es mi hermano, le quiero mucho"

"Si puedo ayudar en algo cuando hable con los políticos, se lo diré. Hacer un esfuerzo sería muy bueno y no mirar a los demás como enemigos, como gente que quieren la guerra. Trabajamos todos por lo mismo, el bien común, y por la misma sociedad", ha añadido.

Sobre la campaña de descrédito que algunos sectores lanzaron para desacreditarle antes de ser elegido presidente de la CEE, Omella ha afirmado: "He visto algún intento de hablar mal de mí porque he hecho mal esto y aquello. Soy pecador, no soy perfecto".

"¿Qué era una campaña contra mí? Pues no lo sé, pero los obispos en definitiva somos amigos y nos queremos. Y han apostado por mí. Otros quizás querrían otro obispo de presidente, pero una vez ha salido la votación han venido todos a felicitarme. Tenemos una buena relación", ha aclarado.

Preguntado sobre su relación con el que fuera presidente de la CEE, Omella ha afirmado: "No tengo nada en contra de Rouco Varela. Es mi hermano, le quiero mucho, tiene muchos valores. Él tiene una manera de ser y yo la mía, pero nos queremos. Hay cosas que quizás no coincidimos, pero esto siempre pasa en la vida".