domingo 05.07.2020
"LA ENSEÑANZA ENTERA ES PÚBLICA"

Monseñor Osoro sobre la ley Celaá: más diálogo y espacios de libertad

La ministra de Educación, Isabel Celaá, en el Congreso, durante la sesión de la tramitación parlamentaria de la nueva ley de Educación que comenzó ayer
La ministra de Educación, Isabel Celaá, en el Congreso, durante la sesión de la tramitación parlamentaria de la nueva ley de Educación que comenzó ayer
El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, Carlos Osoro, ha reconocido su preocupación por la reforma educativa de la ministra Isabel Celaá y ha apuntado a la necesidad de generar más “espacios de libertad” y un mayor diálogo en torno a la misma.

En una entrevista con EFE, el cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Osoro, ha explicado que preocupan asuntos como la situación económica, la crispación política y la ley de educación, cuya tramitación parlamentaria comenzó ayer en el Congreso con la presentación de las tres enmiendas a la totalidad de PP, Vox y Ciudadanos, que finalmente fueron rechazadas por la Cámara.

En su opinión, hace falta diálogo en torno a la nueva ley de educación: “Tenemos que generar siempre espacios de libertad, no espacios donde yo solo soy el que dirija”.

Para ello, ha argumentado, hay que contar con las familias y con las fuerzas políticas de distinto signo. “Siempre digo que la enseñanza entera es pública. Es para todos. Ahora una está promovida por el Estado, otra por instituciones sociales o religiosas, pero es pública: eso es un régimen de libertad", ha recalcado.

Tanto esta cuestión como la situación económica o la crispación “preocupan”, porque “se juegan cosas importantes”, ha añadido el cardenal, quien ha expresado su disposición a dialogar “con quien sea”.

El proyecto de ley orgánica educativa que impulsa la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, quita la obligación de cursar una materia alternativa a la Religión y su calificación no se tendrá en cuenta en la nota media para becas o los procesos de acceso a la universidad, y en cuanto a los colegios concertados elimina el criterio de la "demanda social" para ampliar su oferta de plazas.