sábado 12/6/21
Asamblea plenaria de la CEE

Omella advierte que la pandemia acentúa la desigualdad y pide unidad a los políticos

Este lunes 19 de abril, en la sede de la Conferencia Episcopal, ha dado comienzo la Asamblea Plenaria de los obispos españoles. La reunión ha comenzado este mediodía con el discurso de presidente de la Conferencia y arzobispo de Barcelona, cardenal Juan José Omella.

El presidente de la CEE ha tenido un recuerdo emocionado para las víctimas mortales de la covid-19, ha recordado que este virus “sigue constituyendo una amenaza para la salud de todos, nos ha obligado a vivir bajo el régimen del temor, de la incertidumbre, de la desconfianza, de la sospecha, que ha socavado el tejido vivo de la sociedad a todos los niveles”.

Pese a todo, apunta el cardenal, parece que se ve la luz al final de túnel con la llegada de las vacunas, aunque el presidente del episcopado remarca la necesidad de que el reparto de vacunas sea igual para toda la humanidad, y no “una propiedad privada de unos pocos, sin hacer diferencias entre países ricos y pobres”.

Para el presidente de la CEE, la pandemia nos ha recordado que no somos seres aislados, por lo que nada volverá a ser lo mismo tras este oscuro tiempo: “Vamos a encontrar un mundo herido por la crisis económica que ha provocado. Lamentablemente, la pandemia ha acentuado los efectos de la crisis económica del 2008 y ha sacado a la luz pública muchas de las heridas que no habían cicatrizado”, señala.

En esta ocasión, y entre otros temas, el eje principal de la asamblea será la aprobación de las líneas de acción pastoral de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para el quinquenio 2021-2025, que se presentan en documento titulado Fieles al envío misionero. Claves del contexto actual, marco eclesial y líneas de trabajo.

La Asamblea, que finalizará el próximo viernes 23 de abril, se celebra tras la aprobación de la nueva ley de educación LOMLOE y la reciente ley que regula la eutanasia.

 

 

Comentarios