sábado. 24.09.2022

La Diócesis de Ourense ha anunciado su decisión de apartar cautelarmente a un presbítero tras tener conocimiento de que está siendo investigado por un presunto caso de abusos sexuales.

El anuncio ha sido hecho público después de que un juzgado de Ourense decidiese abrir una investigación al sacerdote F.M.M.L., de 51 años, y que ejerce en Allariz (Ourense),  por un supuesto abuso sexual a una familiar suya cuando era menor. El sacerdote lo niega.

En el escrito remitido este viernes, el Obispado ha comunicado que lo aparta "cautelarmente" del ejercicio público del ministerio sacerdotal mientras el proceso siga su curso, de acuerdo con el protocolo vigente de la Santa Sede.

Asimismo, en la nota queda reflejada la "total colaboración" con los órganos judiciales para que se investigue lo ocurrido, así como un perdón por el "posible daño causado" tanto a la víctima como a su familia, a la cual el Obispado prestará "apoyo y la ayuda necesaria".

Desde el Obispado han manifestado asimismo su "firme condena y repulsa" hacia cualquier tipo de comportamiento que atente contra la integridad física y moral de los menores y de las personas vulnerables y han hecho hincapié en el comunicado en la "tolerancia cero" con este tipo de actuaciones.

"En consonancia con las indicaciones de la Santa Sede", han trasladado por último el compromiso para seguir impulsando "las medidas necesarias de prevención y actuación" a fin de que la actividad pastoral no se vea afectada por comportamientos que "dañan gravemente" a la institución.

Aparte, han apuntado que "por respeto" al procedimiento no realizarán "ninguna manifestación adicional" hasta que finalice la investigación en curso. 

Se trata del segundo caso de estas características en los últimos meses en este Obispado, tras la investigación por abusos al sacerdote de Seixalbo.