viernes 4/12/20
"LO HABÉIS PERDIDO TODO"

El Estado Islámico dice que la pandemia es "la venganza de Alá contra los infieles"

Médicos toman una muestra de sangre de una mujer para una prueba de coronavirus en medio de la pandemia de la enfermedad por coronavirus en el distrito de Sadr City de Bagdad (EFE / EPA / MURTAJA LATEEF)
Médicos toman una muestra de sangre de una mujer para una prueba de coronavirus en medio de la pandemia de la enfermedad por coronavirus en el distrito de Sadr City de Bagdad (EFE / EPA / MURTAJA LATEEF)

El grupo yihadista Estado Islámico aseguró, a través de sus canales de comunicación habituales, que el coronavirus es "la venganza de Dios contra los infieles" y pidió "más tortura" a los infieles del Islam después de recientes operaciones en Irak y Siria contra objetivos yihadistas. "Ha llegado la venganza de Alá por desmembrar los cuerpos de los fieles con bombardeos", dijo en una grabación de audio de 40 minutos el vocero del grupo yihadista, Abu Hamza al Qurashi, sin mencionar explícitamente a quien iba dirigido el mensaje.

Al Qurashi hizo referencia a los "asedios" a los "musulmanes" en Mosul (Irak) y Al Baguz (Siria) que han causado "muerte y destrucción" de miembros del Estados Islámico. "Ahora estamos felices por la tortura del gran Alá (...) y le rogamos que tengáis más tortura (...) a menos que optéis por el camino de la fidelidad", aseveró el vocero.

Asimismo, dio la bienvenida a los "toques de queda que hacen que no podáis salir de casa" y afirma que "muchos de vosotros lo habéis perdido todo". El mensaje de audio, una forma de comunicación poco habitual del grupo, fue difundido en un contexto en el que las fuerzas de seguridad de Irak y las Fuerzas de Síria Democrática (FSD) están intensificando sus ataques contra posiciones del EI con el apoyo aéreo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Ésta no es la primera vez que los yihadistas se pronuncian sobre el coronavirus. El pasado 15 de marzo, el grupo terrorista ofreció algunas recomendaciones para hacer frente a la pandemia, que según los yihadistas el virus se contagia "por orden de Dios" y por tanto uno de los antídotos es "tener fe" ante cualquier enfermedad. 

El grupo también amenazó a Catar por haber apoyado la lucha contra los yihadistas en la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington, dentro de la misma grabación de su vocero. "No hemos olvidado ni un solo día que la base Al Udeid, construida por los tiranos de Catar para acoger al ejército estadounidense, fue y sigue siendo el mando de la campaña realizada por los Cruzados" en Siria, Irak, Yemen y Afganistán, señaló Al Qurashi. El Estado Islámico también aconsejó a los sanos no entrar a los territorios afectados por el covid-19 y a los enfermos, no salir de ellos.

En estos momento los extremistas ya no controlan territorio en Siria y en Irak, donde establecieron su "califato" a mediados de 2014, aunque siguen muy activos en ambos países y en otros de Oriente Medio y África. Desde la muerte de su fundador y líder Abu Bakr Al Bagdadien octubre del año pasado la propaganda del grupo ha disminuido y, aunque siguen publicando comunicados y reivindicando ataques casi a diario, sus canales de comunicación se han reducido desde el ciberataque coordinado por Europol el pasado noviembre contra miles de páginas con contenido yihadista.