sábado 26/9/20
LA IGLESIA DE EEUU, CONTRA DONALD TRUMP

Francisco: "No podemos tolerar ni cerrar los ojos ante ningún tipo de racismo"

El arzobispo de Washington, Wilton D. Gregory, criticó duramente la visita, ayer, del presidente Donald Trump y su esposa al Centro Cultural Papa Juan Pablo II de la capital estadounidense
El arzobispo de Washington, Wilton D. Gregory, criticó duramente la visita, ayer, del presidente Donald Trump y su esposa al Centro Cultural Papa Juan Pablo II de la capital estadounidense

Al final de la Audiencia General de este miércoles 3 de junio, el Papa Francisco dirigió su pensamiento a los Estados Unidos, sacudido estos días por una serie de disturbios sociales tras la muerte de George Floyd, de 46 años de edad, durante su arresto en la ciudad de Minneapolis el pasado 25 de mayo.

        Queridos hermanos y hermanas de los Estados Unidos, sigo con gran preocupación los dolorosos disturbios sociales que se están produciendo en su nación en estos días, tras la trágica muerte del Sr. George Floyd.

         Queridos amigos, no podemos tolerar ni cerrar los ojos ante ningún tipo de racismo o exclusión y pretender defender la santidad de toda vida humana. Al mismo tiempo, debemos reconocer que "la violencia de las últimas noches es autodestructiva y provoca autolesión. Nada se gana con la violencia y mucho se pierde".

         Hoy me uno a la Iglesia de San Pablo y Minneapolis, y a todos los Estados Unidos, para rezar por el descanso del alma de George Floyd y de todos los demás que han perdido sus vidas por el pecado del racismo. Rezamos por el consuelo de las familias y amigos afligidos, y rezamos por la reconciliación nacional y la paz que anhelamos. Nuestra Señora de Guadalupe, Madre de América, interceda por todos los que trabajan por la paz y la justicia en su tierra y en el mundo. Dios los bendiga a todos ustedes y a sus familias.

También los obispos de los Estados Unidos expresaron su comprensión por la indignación de la comunidad afroamericana, subrayando cómo el racismo haya sido tolerado demasiado tiempo, pero también cuánto la violencia sea autodestructiva. Los disturbios que sucedieron al fallecimiento de Floyd se multiplicaron en muchas ciudades de los Estados Unidos, con escenas de guerrilla urbana y protestas contra la policía, las cuales han causado más de cuatro mil arrestos y el toque de queda impuesto en casi 40 ciudades.

Por segundo día consecutivo, el presidente Donald Trump enfrenta críticas de líderes cristianos en Washington, D.C. luego de que visitara brevemente dos lugares religiosos mientras se suceden las manifestaciones antirracistas, suscitadas por el homicidio de George Floyd, sacudían la capital. 

Trump y la primera dama Melania Trump visitaron ayer martes el Centro Cultural Papa Juan Pablo II, dejando una corona de flores rojas, blancas y azules. 

El arzobispo de Washington Wilton D. Gregory criticó la visita y varias personas sostuvieron pancartas de protesta en la ruta de la caravana presidencial. “Me parece desconcertante y condenable que cualquier instalación religiosa permitiera ser usada y manipulada de una forma tan indignante que viola nuestros principios religiosos, que nos llaman a defender los derechos de todas las personas, incluso de aquellas con las que diferimos”, dijo monseñor Gregory en un comunicado.