jueves 6/5/21

El carisma agustino

El próximo 24 de abril, la Familia Agustiniana celebra la conversión de San Agustín. Una fecha en la que se recuerda que la conversión es un camino abierto, que todos estamos invitados a realizar. La conversión es el encuentro con Dios y las consecuencias que ello tiene en la vida de las personas. “Se podría decir que conversión y vocación o misión, son dos caras de la misma moneda. Por eso, estos días, nos estamos fijando en el trabajo vocacional que, orientado hacia la vida religiosa, desarrolla la Provincia de San Juan de Sahagún en las casas de formación que tiene en Europa, América, Asia y África” indican desde la orden.

 

El prenoviciado de la Provincia de San Juan de Sahagún de España está situado en la Residencia Andrés de Urdaneta de Madrid. Actualmente, el aspirantado y prenoviciado sustituyen a lo que hace años se denominaba Seminario Menor, desaparecido con la generalización de la educación secundaria, la disminución de la natalidad y la caída de la religiosidad. En el aspirantado, el candidato, tras conocer a algún agustino y su comunidad, y avalado por esta tras hacer alguna experiencia de convivencia, pide integrarse en la vida religiosa agustiniana.

El prenoviciado es la introducción a la formación religiosa agustiniana. Consiste en vivir dentro de una comunidad agustina, una suerte de “inmersión religiosa”. De lunes a viernes los prenovicios acuden por las mañanas a El Escorial a clases de Filosofía, y los fines de semana ayudan en la pastoral parroquial. Es una etapa que dura entre uno y dos años.  

Al acabar, los jóvenes solicitan ser admitidos en el noviciado, que tiene doce meses de duración. En él, los jóvenes entran a formar parte de la Orden de San Agustín y hacen uso del hábito. El noviciado es un año dedicado a la oración, el estudio y la convivencia. Todo ello basado en la regla, las constituciones y la espiritualidad agustiniana.

Actualmente, la Provincia Agustiniana de San Juan de Sahagún tiene en España dos casas de formación para los jóvenes: uno en el Real Colegio Seminario de los PP. Agustinos en Valladolid y otro en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

A lo largo de la historia, tanto en Valladolid como en El Escorial, ha habido jóvenes profesos formándose para la vida religiosa agustiniana y sacerdotal. Ahora bien, es en el año 1978 cuando en Valladolid se crea una comunidad propia de formación y, es en el año 2012 cuando se hace lo mismo en El Escorial. En estos momentos, en Valladolid residen siete jóvenes profesos y cuatro miembros del Equipo de formación, y en El Escorial hay 18 profesos y tres miembros del Equipo de Formación.

Ambas comunidades funcionan de forma independiente, pero a lo largo del año tienen encuentros comunes, como pueden ser retiros, ejercicios espirituales o visitas.casas-de-formacion-de-la-provincia-venezuela-peru-y-argentina-scaled

Vicariato de Venezuela

A comienzos del siglo XX, la ciudad de Caracas se extiende hacia el suroeste, se ensanchan las vías de acceso y el Metro llega hasta este proyecto habitacional que todavía no formaba parte de la capital. Actualmente, además de ser una importante zona residencial, Caricuao es una de las zonas más verdes de Caracas.

El Seminario Santa Rita de Casia, en Caricuao (Venezuela) comenzó a construirse el año 1983, como un anexo de la casa parroquial. Hoy viven allí cinco jóvenes en proceso de formación, que están acompañados por el P. Javier Bolívar (Formador), el P. Alexander Vieira (Pedagogo) y Fr. Yender Edilmer (Diacono).

Todos los jóvenes ingresan después de haber concluido los estudios de bachillerato, de haber participado en el programa de convivencias vocacionales y de haber tenido un proceso de acompañamiento personal. Durante los años en Santa Rita de Casia, cursan los estudios de Filosofía en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), dirigida por los jesuitas y la Teología en el Profesorio de Valladolid (España).  El Noviciado lo realizan en Penonomé (Panamá), lugar donde jóvenes de distintas Circunscripciones de la Orden se juntan para realizar este año especial de Noviciado.

Vicariato de Iquitos (Perú)

En el Vicariato de Iquitos, la formación de los futuros agustinos está organizada en unión con los otros dos Vicariatos de la Orden de San Agustín en Perú, el de Chulucanas y el de Apurimac. Esta colaboración es parte del proceso para llegar a unirse los tres Vicariato y formar una única Provincia. La formación pasa por distintas etapas. Así, durante el primer año, los candidatos que quieren ser agustino pasan por la Casa del Preseminario de Ntra. Sra. de la Salud (Iquitos). Allí tienen clases, se forman en la oración y hacen algo de pastoral. Concluido este período pasan a la ciudad de Trujillo, en el norte del país, donde realizan el prenoviciado y la Filosofía. Allí están tres años con los estudios y colaboran también en la pastoral de las parroquias que tienen las distintas comunidades agustinianas.

Al terminar la Filosofía van a Lima, a realizar el año de Noviciado, que lo llevan a cabo junto con otros jóvenes de diversas Circunscripciones de la Orden de San Agustín. Este tiempo es muy importante para formarse bien en la espiritualidad agustiniana, por lo que se centran más en la oración y en la vida de comunidad. Al terminar este período de tiempo profesan los Votos de pobreza, castidad y obediencia que irán renovando anualmente.

Luego vuelve a la ciudad de Trujillo, donde estudian cuatro años de Teología en la Universidad Católica, cuyo Rector es ahora el P. Juan Lydon, agustino del Vicariato de Chulucanas. Durante este tiempo también colaboran en la pastoral de las parroquias agustinianas.

Y, al terminar sus estudios de teología, tienen un año de trabajo pastoral en sus vicariatos de origen, para completar la formación y, así, poder estar bien preparados para afrontar las distintas tareas que deberán realizar en la labor misionera de la ciudad de Iquitos y de sus ríos.

Son unos diez años de oración, vida comunitaria, estudios, formación y experiencia pastoral.

Vicariato de Argentina

En el Vicariato San Alonso de Orozco (Argentina) no existe una casa de formación como tal. Las comunidades agustinas reciben a los aspirantes o postulantes con ellos, y durante el tiempo que pasan allí realizan estudios y viven la experiencia de la vida comunitaria durante un tiempo variable, en función del candidato. Terminada esta fase inicial de toma de contacto con la espiritualidad y la vida religiosa, realizan el año de Noviciado en Lima (Perú) junto con otros jóvenes de diversas circunscripciones de la orden. Posteriormente,  se decide establecer un profesorio en alguna de las comunidades de Argentina, o se manda a los candidatos a alguno de los Profesorios de la Provincia en España (El Escorial, Valladolid).

Vicariato de la India

El Vicariato de la India tiene tres casas de formación: dos seminarios menores, uno en Edacochin y otro en Telangana para el aspirantado y un seminario mayor en Aluva para el postulantado, noviciado y profesorio. La mayoría de los candidatos ingresan al seminario menor a la edad de 15 años, después de terminar los estudios de secundaria. Después, los estudiantes que hayan completado la educación secundaria superior pasan al seminario mayor para hacer tres años de Filosofía y obtener el título universitario correspondiente.

Concluida esta fase, se pasa al noviciado. Una vez concluido el mismo, los nuevos profesos hacen un año de experiencia misionera y comunitaria en las casas del Vicariato. Seguidamente realizan cuatro años de Teología en Aluva, y alguno va al profesorio de Valladolid. En ambos lugares estudian y realizan actividades pastorales ayudando en diferentes parroquias a preparar los niños para recibir la Primera Comunión y el sacramento de la Confirmación.

Delegación de Tanzania

La Delegación de Tanzania cree que el futuro de la Orden de San Agustín en cualquier parte del mundo depende, radicalmente, de la promoción de las vocaciones y de la formación de sus miembros. Para cumplir esta tarea la Delegación cuenta con tres casas de formación inicial.

La primera es la casa de Mahanje, que desde el comienzo de la Orden de San Agustín en Tanzania, ha sido dedicada para los aspirantes, candidatos y postulantes. El aspirantado concierne a los jóvenes que entran en contacto con los agustinos antes de empezar la educación secundaria. Viven en Mahanje un año y, al terminar este tiempo, ya como candidatos, van a estudiar la educación secundaria a distintos seminarios que hay en el país. Para que no pierdan la identidad agustiniana, los candidatos se reúnen durante el mes de diciembre de cada año en Mahanje, para recibir formación en la vida religiosa agustiniana y para conocerse entre ellos.

Al terminar la educación secundaria (O Level), que dura cuatro años, se reúnen de nuevo seis meses en Mahanje para prepararse para el Bachillerato. Después de dos años, se unen de nuevo para convivir durante tres o cuatro meses, antes de integrarse en el Seminario Mayor de Morogoro, segunda casa de Formación de la Delegación. Allí realizan, durante tres años, los estudios de Filosofía. Al terminar, los que desean seguir en la Orden inician el año de Noviciado en Mwanza, tercera casa de formación. Los que concluyen el Noviciado hacen la primera profesión de los Votos y continúan con los estudios de Teología en Morogoro o en el Profesorio de Valladolid (España).

En las casas de formación hay diferentes actividades, dependiendo de la etapa de los formandos, pero en todas ellas hay oración, vida de comunidad, estudios, deporte, trabajos comunitarios (cuidado de la granja, de la huerta), ejercicios espirituales, retiros y charlas formativas.

 

 

Comentarios