sábado 10/4/21
La congregación celebra sus 143 años de presencia en la Iglesia

Mercedarias de la Caridad: misioneras del amor y la libertad

La orden, fundada un 16 de marzo por el beato Juan Nepomuceno Zegri y Moreno, ha difundido el vídeo #MercedariasSomos con motivo de la conmemoración de su aniversario de su constitución. Las hermanas quieren mostrar así su deseo e intento de vivir como las Mercedarias que soñó su querido fundador, el Beato Padre Zegrí.

Impactado por los problemas sociales y por las necesidades de los más desfavorecidos, Juan Nepomuceno Zegrí y Moreno, se sintió llamado a fundar una congregación religiosa para liberar a los seres humanos de sus esclavitudes. Lo hizo bajo la protección e inspiración de María de la Merced, el 16 de marzo de 1878, en Málaga. Coincidiendo con la conmemoración de su 143 aniversario, su congregación, las Mercedarias de la Caridad, ha publicado un vídeo (#MercedariasSomos) con el que se quieren mostrar su deseo de vivir como soñó su fundador, “misioneras del amor y la libertad”. “Este vídeo, que presentamos hoy, un regalo para toda la Congregación, quiere ser la manifestación de que en medio de nuestras diferencias, diversidad y riqueza cultural sigue brotando el grito de Mercedarias somos, de la caridad, misioneras del amor y la libertad” indican en la presentación del mismo.

La Congregación de las Mercedarias de la Caridad está presente hoy en más de un centenar de comunidades repartidas en distintos continentes. Su misión está consagrada a la práctica de la caridad redentora, ejerciendo todas las obras de misericordia espirituales y corporales en la persona de los pobres, sirviéndoles en cuantas obras puedan redundar en favor de las personas necesitadas.

Así, en países como India, en donde están presentes desde 2008, cuentan con programas asistenciales, de apoyo escolar y un programa de becas para promocionar la educación superior de chicas de la zona de Sadayampalayam, colaborando en su desarrollo personal y profesional. El objetivo de este proyecto es lograr que la educación les permita adquirir los conocimientos y las aptitudes necesarias para adoptar formas de vida más saludables y asumir un papel más activo en la toma de decisiones que les van a afectar en su futuro. 

Por su parte, en Haití, las hermanas Mercedarias desarrollan un programa de ayuda humanitaria con atención médica y alimentación a la población afectada por desastres naturales. La alfabetización, la promoción de la mujer o la atención a personas con albinismo son otros de los muchos proyectos que la congregación desarrolla a través de su misión misionera.

En definitiva, son 143 años, en los que las Mercenarias de la Caridad  han seguido la estela de su fundador: “el amor, o sea, la caridad, hace de toda la humanidad un solo individuo y constituye a nuestro prójimo una parte esencial de nuestra misma existencia”.

Comentarios